La misteriosa llama de la reina Loana, de Umberto Eco.

- ¿Y usted cómo se llama?
- Espere, lo tengo en la punta de la lengua.

Todo empezó así.
Era como si me hubiera despertado de un largo sueño, pero yo seguía suspendido en un gris lechoso. O a lo mejor no estaba despierto, y estaba soñando. Era un sueño extraño, sin imágenes, poblado de sonidos. Como si no viera y tan sólo oyera voces que me contaban qué era lo que tenía que ver. Y me contaban que todavía no veía nada, salvo humo a lo largo de los canales, donde el paisaje se disolvía. Canales: Brujas, me dije, estaba en Brujas, ¿había estado yo alguna vez en Brujas la muerta? ¿Donde la niebla fluctúa entre las torres como el incienso con que sueña? Una ciudad gris, triste como una tumba de crisantemos, donde la bruma pende desflecada de las fachadas como un tapiz...

Esta "Novela ilustrada" de Umberto Eco nos sumerge, entre abundantes imágenes de tebeos de décadas pasadas, carteles de cine, fotografías antiguas, anuncios de periódicos, grabados oscurecidos por el tiempo, portadas de novelas ilustradas, de libros infantiles y hasta de sellos y de librillos de papel de liar tabaco, en el proceso de recuperación de la propia memoria, incluso de la propia identidad, de un hombre que despierta en el hospital una mañana y no sabe quién es, no conoce mujer hi hijos, profesión ni gustos. Encerrado en la casa donde vivió su infancia con todos sus libros, tebeos, discos, recortes de periódico y carteles de película de su infancia tratará de reconstruirse a sí mismo a partir de estos materiales: lo leído, lo visto, lo gustado.

Dónde encontrarlo en la Biblioteca: C/D N ECO MIS

Las cuatro plumas, de Alfred Edward Woodley Mason.

Harry Feversham es admirado por sus compañeros y está considerado como uno de los mejores soldados británicos de su regimiento. Además, se le presenta una vida feliz junto a la mujer a la que ama. Pero cuando un ejército de sudaneses rebeldes ataca la fortaleza colonial británica en Jartum y su regimiento es llamado a filas y enviado al Norte de África, Harry se siente embargado por la duda y la incertidumbre y renuncia a su misión mientras su regimiento zarpa hacia la guerra. Conmocionado por la decisión de su hijo, el padre de Harry lo repudia. Asumiendo que está asustado, tres de los mejores amigos de Harry, e incluso Ethne, su prometida, le envían una pluma blanca, un símbolo de cobardía, ya que ninguno puede entender la reacción de Harry. Atormentado, aislado y solo en Londres, Harry se entera que su mejor amigo, Jack y su antiguo regimiento han sufrido un brutal ataque por parte de los rebeldes. Emprendiendo él solo el peligroso viaje hacia el Sudán, inicia una alianza con Abou Fatma, un inteligente mercenario.

Obra clásica de aventuras, que resalta los valores militares como el honor y la valentía, esta novela ha sido llevada al cine en 1915 (cine mudo en blanco y negro) por J. Searle Dawley, en 1921 (también mudo y blanco y negro) por René Plaissetty, en 1929 (la primera sonora, blanco y negro) por Merian C. Cooper y Lothar Mendes, en 1939 (la primera en color) por Zoltan Korda, en 1977 para la televisión por Don Sharp (con Beau Bridges y Jane Seymour), y finalmente en el 2002 Shekhar Kapur dirigió el último remake (con Wes Bentley y Kate Hudson).

Dónde encontrarlo en la Biblioteca: C/D N MAS CUA

Las damas de Oriente: grandes viajeras por los países árabes, por Cristina Morató.

"En el siglo XIX un buen número de aristócratas británicas, cultas y aventureras abandonaron el confort de sus mansiones inglesas atraídas por las lecturas prohibidas de Las Mil y Una Noches. En una Inglaterra victoriana marcada por una rígida moralidad, el Oriente de los harenes, los coloristas bazares, los mercados de esclavos, las caravanas de camellos y los beduinos del desierto les atraían poderosamente."

Lady Mary Wortley Montagu fue la primera europea que pisó las habitaciones secretas de los harenes del sultán otomano, en el Palacio Topkapi, en 1717; cien años más tarde, Lady Hester Stanhope se instaló como una princesa de cuento en un palacio de las montañas de El Líbano despues de media vida en Oriente, de haber vivido con los beduinos, viajar en sus caravanas y terminar siendo considerada "la reina de los árabes"; Lady Jane Digby a los 46 años, dejando atrás tres matrimonios, seis hijos y abundantes amantes y pasó a llevar una vida romántica y aventurera entre Damasco y las tiendas de los beduinos entre 1853 y 1881; Isabel Burton, la mujer del polígrafo y explorador Richar Burton, quiso seguir esta estela sin salir de su puritanismo británico; viajó con su marido por todo el mundo y a su muerte quemó algunos de sus manuscritos "de pornografía oriental"; Gertrude Bell, que llegó a ser considerada la mujer más poderosa del imperio británico, que entró en el juego de la política colonial y diplomática, y que entre otras cosas ayudó a definir las fronteras de los países de Oriente medio tras la II Guerra Mundial; Freya Stark, amante de la arqueología y de la exploración, que estudió el Corán y comenzó la búsqueda de la fortaleza de la Secta de los Asesinos (o Haschaschin, los fumadores de haschis); la última de la saga es Agatha Christie, la famosa autora de novelas policiacas, que en 1928 y tras un divorcio decidió retomar su antigua afición por la arqueología, y viajó a Irak a las ruinas de Ur de los Caldeos donde conoció al que se convertiría en su marido, con el que compartió una vida de viajes y novelas.

Dónde encontrarlo en la Biblioteca: C/D N MOR DAM

Memorias de una geisha, de Arthur Golden

Memorias de una geisha, de Arthur Golden.

"Imagínate que tú y yo estuviéramos sentados en una apacible estancia con vistas a un jardín, tomando té y charlando sobre unas cosas que pasaron hace mucho, mucho tiempo, y yo te dijera:" El día que conocí a fulano de tal... fue el mejor día de mi vida y también el peor". Supongo que dejarías la taza sobre la mesa y dirías: "¿En qué quedamos?, ¿fue el mejor o el peor?". Tratándose de otra situación, me habría reído de mis palabras y te habría dado la razón. Pero la verdad es que el día que conocí al señor Tanaka Ichiro fue de verdad el mejor y el peor día de mi vida. Me fascinó, incluso el olor a pescado de sus manos me pareció un perfume. De no haberlo conocido, nunca hubiera sido geisha."

Despues de convertirse en un bestseller internacional, esta obra ha sido trasladada al cine, dirigida por Rob Marshall, y protagonizada por Zhang Ziyi, Ken Watanabe, Michelle Yeoh y Gong Li.

Dónde encontrarlo en Biblioteca: C/D N GOL MEM

Soñar la realidad: una antología personal, de Sergio Pitol.

"Los sueños felices suelen ser escasos y difícilmente recordables. Despertamos de ellos con la sonrisa en los labios; durante un instante, paladeamos el mínimo fragmento que retiene la memoria y es posible que nuestra sonrisa se transforme en risa plena. Pero basta salir de la cama para que ese sueño alegre se desvanezca para siempre. Durante el día, en ningún momento se nos ocurre repetir o ampliar la dicha que hemos conocido."

"Uno aprende y desaprende a cada paso. El novelista deberá entender que la única realidad que le corresponde es su novela, y que su responsabilidad fundamental se finca en ella. Todo lo vivido, los conflictos personales, las preocupaciones sociales, los buenos y los malos amores, las lecturas, y, desde luego, los sueños, habrán de confluir en ella, puesto que la novela es una esponja que deseará absorberlo todo. El narrador cuidará de alimentarla y fortalecerla, impidiéndole cualquier propensión a la obesidad."

La mejor puerta de entrada al mundo de uno de los escritores más dotados para el artificio verbal, la creación de atmósferas y retratos y la crítica despiadada e irónica de los prejuicios, cuya maestría ha sido finalmente recompensada con el Premio Cervantes en 2005. En este libro miscelaneo oiremos hablar de Henry James o de la novela gótica, del Don Giovanni de Mozart y la muerte de la novela, de México y de Berlín, de los sueños y las vigilias, de Thomas Mann, de Anton Chéjov, de Míjail Bulgákov, de Antonio Tabucchi y, desde luego, de Sergio Pitol.

Dónde encontrarlo en la Biblioteca: C/D N PIT SOÑ

Viajes con Heródoto, de Ryszard Kapuscinski.

"Antes de que prosiga su viaje -escalando senderos escarpados, surcando el mar a bordo de un barco, cabalgando por las estepas de Asia-, antes de que llegue a la morada de los desconfiados escitas, descubra las maravillas de Babilonia y sondee los misterios del Nilo, antes de que conozca cien nuevos lugares y vea mil cosas incomprensibles, Heródoto aparecerá fugazmente en una clase magistral de la catedrática Biezunska-Malowist pronuncia dos veces por semana ante los estudiantes del primer curso de Historia en la Universidad de Varsovia"

Así comienza esta obra, la última editada en España de un periodista "obsesionado con la idea de cruzar la frontera", maestro de la crónica de viajes y del periodismo de investigación, reportero y literato, viajero impenitente y observador curiosísimo. No está claro si este libro es un reportaje -lo es un poco- o un libro de viajes -también lo es. Mezcla la crónica de sus propios viajes con los del "primer globalista", y habla de los soldados de la batalla de Salamina, un niño sin zapatos en la Varsovia de 1942, los defensores de las Termópilas, los pescadores de Halicarnaso en 2003, Jerjes, Dostoievski, Creso, Louis Armstrong... "Gracias a aquel viaje por primera vez puse el pie en la orilla del Mediterraneo. Me da la impresión de que a partir de aquel momento empecé a comprender un poco mejor a Heródoto. Su curiosidad, su manera de pensar y de ver el mundo".

Dónde encontrarlo en la Biblioteca: C/D KAP VIA

Vichy, 1940, de Fernando Schwartz.

Novela ganadora de la X edición del Premio Primavera de Novela de 2006, la última novela de este diplomático y periodista es, a su juicio, "su mejor novela".

En la ciudad, famosa por su balneario, donde se instaló en 1940 el gobierno del mariscal Pétain, colaboracionista con Hitler, nos narra la aparición de un primer nucleo de resistencia, donde se mezcla la inevitable historia de amor (entre un diplomático español y una joven francesa y judía) con las oscuras historias de los colaboracionistas, la vida del cuerpo diplomático, los arribistas que buscan la cercanía de los poderosos y el heroismo de los primeros franceses que se vuelven contra un gobierno que les pone en manos del ejército nazi de ocupación. "Buena parte del relato consiste en pintar una estampa bastante viva de una situación enrevesada: la instauración del gobierno de Pétain, marioneta de los alemanes, que el viejo mariscal encabezó para evitar la aniquilación de un ejército derrotado en un suspiro y la destrucción del país. Fernando Schwartz trata con firme postura aquella polémica alternativa y por medio de sus personajes denuncia la maniobra reaccionaria que la sustenta y las simpatías fascistas del mariscal. No simplifica, sin embargo, el autor su mirada, y da voz a los conflictos morales que la encrucijada despertaba. También acoge el clima que transformó a la cuna del ideario revolucionario de libertad, igualdad y fraternidad en una sociedad sin principios, la que maltrató a los exilados republicanos españoles (se cuenta la muerte de un Azaña enfermo y desvalido) y colaboró en la persecución de los judíos." [El Cultural]

Dónde encontrarlo en la Biblioteca: C/D N SCH VIC

Yo que he servido al rey de Inglaterra, de Bohumil Hrabal.

No le ha servido como espía, ni como empleado de la Administración, no. Le ha servido como camarero. "Yo que he servido al rey de Inglaterra" narra las peripecias y aventuras de un joven checo, aprendiz de camarero, cuya aspiración es llegar a alcanzar el éxito y el reconocimiento social. "El libro es una joya, que rebosa sensualidad por todos sus pliegos: la de la comida, la de la bebida, la del trabajo bien hecho, la del sexo y -por supuesto- la de la misma vida. Un libro delicioso incluso cuando vira hacia lo trágico, que se lee como se unta la margarina y aún así deja huella como si nos trabajara con cincel. Que se empeña en recordarnos que la vida nos da -aun cuando nos equivocamos- sólo (pero todo) aquello que nosotros ponemos en ella. Sean calzoncillos sucios o cientos de billetes de cien coronas." [Lecturas brillantes]. En un continuo monólogo el aprendiz de camarero nos irá contando cómo gastó en un burdel su primera paga, tuvo un jefe que le gobernaba a golpe de silbato, sirvió pantagruélicos y disparatados banquetes a ministros, diplomáticos, sacerdotes, etc. en un hotel de las maravillas o de las pesadillas, atendió a ricachos con sus queridas en apartados del restaurante -e "intimó" con las queridas más apartado aún- fue condecorado por servir al Emperador de Abisnina, vive en la Alemania nazi con su joven esposa, profesora de gimnasia, que le somete a un examen por las SS sobre la limpieza de su sangre, es detenido y deportado por los alemanes, encuentra un tesoro oculto con el que funda su propio hotel, es detenido y deportado por los comunistas y finalmente trabaja en soledad reparando el camino que atraviesa un bosque...

Dónde encontrarlo en la Biblioteca: C/D N HRA YOQ