365 días de libros: Toledo: Un paseo por el laberinto

Toledo: Un paseo por el laberinto

|


Tenemos una nueva exposición de la que disfrutar en la Biblioteca del Campus de Colmenarejo: "Toledo: Un paseo por el laberinto"

Desde el 6 de mayo y hasta el 7 de junio podreís ver una serie de fotografías y acuarelas de Fernando Madariaga, Carlos Roca y Antonio Roca, autores del libro del mismo título publicado en 2012 por Ediciones Alamanda y en el que a través de sus obras nos llevan por los entresijos de esta ciudad considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1986.



Toledo, capital de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, se levanta sobre una colina en la margen derecha del río Tajo. Numerosas culturas la han habitado desde los remotos tiempos de su fundación. Ya en 193 a. de C. los romanos la conquistaron, dándole el nombre de Toletum. También alanos y visigodos la habitaron y fueron dotándola de gran importancia en su época, sobre todo al convertirse, con Leovigildo, en reino hispanogodo.

En 711 cae bajo dominio musulmán formando parte, bajo la denominación de Tulaytula, del Califato de Córdoba hasta su desintegración, convirtiéndose en un reino de taifa.

Alfonso VI, en 1085, entra en Toledo tras la capitulación del rey de taifa en ese momento. Concede fueros a las minorías mozárabe, musulmana y judía y lleva a la ciudad a un destacado florecimiento de la cultura y las artes que culmina con la creación de la Escuela de Traductores, de gran importancia durante los siglos XII y XIII.

Diversos avatares hacen que la ciudad pase por diferentes manos durante períodos más o menos largos, de mayor o menor esplendor: durante unos años pasa a formar parte del reino de León, participa junto a Pedro I en sus luchas sucesorias, conviven en ella las culturas cristiana, musulmana y judía… hasta la culminación, en 1492, con la expulsión de los judíos por parte de los Reyes Católicos quienes a pesar de este hecho la engrandecieron.

Tuvo Toledo gran importancia en el movimiento comunero, contra Carlos I, hasta su rendición en 1522. Este monarca la convirtió en una de las capitales del reino, pero la decisión de su hijo, Felipe II, de trasladar la corte a Madrid en 1561 supuso un período de decadencia social y política.


La Guerra Civil Española tuvo en Toledo uno de sus episodios más conocidos y de mayor resonancia mundial, el asedio del Alcazar por parte delas tropas republicanas al haberse refugiado en él un grupo de sublevados encabezados por el coronel Moscardó. Ello supuso la prácticamente total destrucción del edificio que posteriormente fue reconstruido y en la actualidad es sede distintas instituciones entre las que destaca la Biblioteca de Castilla-La Mancha desde 1998.

Tan dilatada historia ha dejado sobre la ciudad un sinfín de restos que llegan hasta nuestros días en forma de edificios históricos y un desarrollo urbano que conforman el laberinto al que aludo el título del libro y la exposición. Según los autores:

“Toledo es la ciudad española que, a pesar del paso del tiempo, mejor ha mantenido la huella islámica en la traza de su casco histórico. Y sobre este trazado, baños romanos, pilastras visigodas,…cúpulas califales,…ábsides y torres mudéjares, sinagogas,… muralla,…”

Aprovechando la exposición hemos sacado una serie de libros y guías de Toledo para complementarla y para que os sirvan de ayuda en una más que recomendable inmersión en el laberinto.

Antonio Fernández Luque