365 días de libros: Me llamo Rojo, de Orhan Pamuk

Me llamo Rojo, de Orhan Pamuk

Me llamo Rojo, de Orhan Pamuk, es una novela que ha recibido calificativos tan diversos como los que aquí recogemos:

"Engañosa novela de misterio, falsa novela policiaca y más falsa novela histórica, pero narración llena de voces que surgen del pasado remoto e iluminan el presente, Me llamo Rojo es una novela profundamente cautivadora" [Miguel Sánchez-Ostiz en ABC]

"Me llamo Rojo es una gran novela histórica, pero también es un policial brillante (...) La verdadera novela esencial de Pamuk es Me llamo Rojo. Esa novela es suficiente para considerar a Pamuk como un grande de nuestro tiempo" [Edmundo Paz en Río Fugitivo]

"...se hace en ella una buena recreación histórica del momento de decadencia del Imperio Turco con unos personajes creíbles y coherentes con su tiempo. Hay en ella las dosis de amor, intriga y drama suficientes para mantener despierta la atención del lector y satisfacer las necesidades del mas exigente (...) nos econtraríamos ante una novela histórica más, intercambiable con cualquiera de las otras decenas de las que se editan en España. Pero la obra de Pamuk es bastante más" [Pliegos de Yuste]

"
Pamuk ha conseguido una novela total. A la sabiduría de la mejor narración histórica se une el ritmo trepidante de la novela negra y una seductora historia de amor (...) el lector en español puede adentrarse en otra novela ¿un puzzle filosófico y fantástico en el que se cruzan el arte, la religión, el amor, el sexo y el poder¿ de uno de los autores que despierta más expectación internacional" [Editorial Alfaguara]

Y... ¡por cierto! A Pamuk le acaban de conceder el Premio Nobel de Literatura 2006.

¿Interesado en leer literatura de los Premios Nobel? Desde Theodor Mommsen (Historia de Roma) a Elfriede Jelinek (Deseo) tenemos libros de autores tan dispares como V.S. Naipaul (India), José de Echegaray (El gran galeoto), Kenzaburo Oe (Arrancad las semillas, fusilad a los niños), Rabindranath Tagore (El jardinero del rey), William Faulkner (Mientras agonizo), Pablo Neruda (Canto General) o Hermann Hesse (El lobo estepario). Búscalos en el CATÁLOGO.

10 comentarios:

Malo dijo...

Jajaja, o sea que no se sabe si es novela negra o histórica o de amor, que cada uno que la lee (si la aguanta) saca una opinión. A mí lo que me han dicho es que no se pasa de la página 20...

Anónimo dijo...

Yo creo que llegué a la página 40. Sé que no se debe opinar de lo que no se conoce, así que me limitaré a decir que tiene un comienzo muy difícil... ¿alguien puede opinar del final?

teodora la cachera dijo...

nada la verdad a mim m egusto mucho esta obra pero no hya muchos comentarios sobre esta ... acabe l libro entero... pero pense q iba a ver mas emocion con ernesto y teodora al final queda todo monse ... joojoj ...

Anónimo dijo...

Porqué le habrán dado el Premio Nobel de Litertura? A la luz de los comentarios seguramente no fue por este libro.

chibalete dijo...

Creo que Me llamo Rojo es una novela deliciosa, pero muy exigente, donde precisamente lo que menos importa es el final. Es exigente porque a ti, como lector, te implica intelectual y emocionalmente; es exigente porque, como obra de arte, selecciona su público. Lástima no pasar de las primeras páginas: es como ver las teselas sin poder ver el mosaico.

Es de esos libros que son un itinerario. Si te atascas en los primeros kilómetros y no eres capaz de curarte las ampollas; si sólo te importa llegar para volver a estar de vuelta ; en suma, si no sabes disfrutar de los paisajes y de las asperezas del camino, olvídate, ni siquiera te atrevas a leer Me llamo Rojo sacudido por el metro.

Por cierto, no sé turco, qué pena, pero a la luz de la versión en castellano de Rafael Carpintero, creo que Orhan Pamuk escribe maravillosamente bien.

Con todo, demasiado joven para un Premio Nobel. Hay muchos grandes eternos candidatos setentones...

Anónimo dijo...

Me llamo rojo es una novela dirigida a lectores exigentes, ya que demanda la percepción simultánea de los tres hilos conductores de la obra que son el policíaco, el romántico y el artístico del período medieval del imperio turco sin perder de vista el manejo sofisticado de personajes y tiempos, entre muchos de los riquísimos recursos utilizados por Pamuk en esta obra. El autor ha decidido que su lector se ponga a la altura de la obra. No es para cualquiera, tal vez por eso muchos no pasen de la página veinte.

Anónimo dijo...

Difícil de leer? no creo que sea en lo absoluto el calificativo pertinente. Lo interesante de la narración no está en los hechos en sí mismos, si no en las complejidades mentales de los personajes: es exquisito leer desde perspectivas diferentes realmente bien logradas.
Acabo de terminar Nieve, y allí Pamuk no demuestra un despliegue demasiado genial, de hecho, la recurrencia constante a temas específicos -ya casi como lugares comunes- vuelve la lectura súper tortuosa.

Vicky M dijo...

A mi me ha encantado.

karuth dijo...

a mi me encantó, me pareció un tema apasionante sobre todo el argumento subyacente que interroga el estilo, el contraste entre oriente y occidente y lo que significa la pintura como arte. También tengo que decir que si se conoce el contexto del imperio otomano e historia del Islam, la novela se entiende y por lo tanto se disfruta verdaderamente.

karuth dijo...

A mi la obra me encantó. El tema de las profundas cuestiones que surgen a partir de la pintura como obra de arte y el ejercicio de reflexión que hace cada uno de los personajes, además de la polifonía de voces, hace de la obra algo sumamente interesante. Por otro lado yo considero que comprendiendo el contexto del imperio otomano y conociendo historia del mundo musulmán, muchos elementos de la novela se comprenden mejor y por tanto el placer de la lectura se disfruta totalmente